Cirugías Exitosas – Manejo del estrés postoperatorio

El estrés postoperatorio detrás de una cirugía retarda la recuperación

¿Sabias que las hospitalizaciones y algunos exámenes de diagnóstico, aunque son necesarios producen un estrés adicional al paciente? A veces por la desinformación, las complicaciones,  el mal trato por parte de algún personal sanitario, las dificultades económicas, la falta de apoyo, etc. se afecta el Sistema Nervioso del paciente llegando a producir síntomas (estrés postoperatorio) que a veces no se entienden.

 ¿Conoces a alguna persona que luego de su operación haya empezado a tener síntomas de ansiedad, insomnio, depresión, agresividad,  uso  excesivo  de analgésicos, para  controlar el dolor, etc.?.

Para ayudarte más a entender este proceso, lee mi artículo  Trauma: ¿Qué es y cómo superarlo?

Estrés postoperatorio y preoperatorio : ¿POR QUÉ OCURRE?

Es que las intervenciones quirúrgicas, aunque pueden representar un alivio, también están cargadas de ansiedad y constituyen una fuente de estrés psicológico para el paciente, que lo hace sentir vulnerable porque lo obliga a enfrentar situaciones desconocidas, que implican ciertos riesgos de vida.

La cantidad de ansiedad que tu puedas experimentar y tu capacidad para manejar la ansiedad durante el proceso de la cirugía depende si:

  • Haz tenido complicaciones quirúrgicas pasadas.
  • Duración y magnitud de la enfermedad.
  • Tipo y gravedad de intervenciones pasadas.
  • Preparación psicológica previa para la misma
  • La compañía y ayuda que tendrás durante todo el proceso.

TESTIMONIO DE UNA PERSONA QUE PREPARÉ PARA CIRUGÍA:

Fue curioso Martha, no había ansiedad porque mi cuerpo de alguna manera, no estaba defensivo, es como que mi cuerpo sabí­­­a que la cirugía era necesaria y por esto estaba receptiva, sabía que estaba en buenas manos. Al terminar la cirugía el médico me dijo: “ha sido muy fácil remover el tumor, fue como que tu cuerpo estuviera listo”. Tuve momentos de intenso dolor, pero pude manejarlo diferente. Me sorprendí porque no necesite tantos analgésicos y el nivel de estrés era muy bajo.”

LA PREPARACION PSICOLOGICA:

Ya que los procedimientos quirúrgicos están llenos de incertidumbre y estrés, es importante que los identifiquemos, exploremos  y procesemos en terapia las emociones asociadas no solo a la cirugía, sino a:

  • Los hijos
  • La parte económica
  • Preocupaciones laborales
  • Quién le cuidará, etc…

Los miedos y preocupaciones están ahí por alguna razón y deben ser escuchados.  Te sorprenderás al ver tu cambio de actitud  al escucharlos..

La preparación: idealmente se empieza hacer 3 semanas antes de la cirugía.

El número de sesiones  puede ser de 3-6 depende del grado de ansiedad, experiencias traumáticas pasadas y gravedad de la cirugía.

Importancia de manejar el estrés postoperatorio y preoperatorio

Sabías que el prepárate psicológicamente para una cirugía ayuda a…

  • Bajar tu nivel de cortisol, la hormona del estrés.
  • Tendrás  menor tensión muscular
  • Mejoras la circulación y oxigenación
  • Lo que favorecerá la cicatrización y tu recuperación
  • El balance de la presión sanguínea, los ritmos cardiacos y respiratorios serán mejores
  • Lo que prevendrá complicaciones
  • La estadía hospitalaria y la rehabilitación es más corta
  • Si estas relajada necesitaras menos sedación
  • Menos necesidad de analgésicos
  • Mejor cicatrización
  • Estarás más tranquila y relajada antes, durante y después de la cirugía.
  • Te podrás relacionar mejor con el personal medico y tu familia para trabajar en equipo en tu recuperación. Esto es fundamental!

Médico

Es importante que te sientas segura o cómoda con él y para ello, es crucial que él te escuche, conteste a todas tus preguntas, te dé información y respete tus preocupaciones. Si no confías en tu doctor, aunque sea el mejor, si puedes sigue buscando, hasta que encuentres el indicado para tí.

A veces los médicos están muy ocupados y minimizan tus necesidades. Lastimosamente el sistema no se da cuenta del estrés psicológico adicional que esto causa y de  las implicaciones que esto tiene en tu recuperación.

Es  importante que tengas toda la información así tomarás una decisión informada y podrás tener unas expectativas más realistas. Por otra parte cuando sabes con antelación lo que puedes esperar después de la operación te ayudará a sobrellevarla mejor.

Si puedes ir  acompañada a la cita médica mejor, te ayudará a recordar lo que dice el medico y a preguntar otras cosas.

Para reducir el estrés postoperatorio y previo a la cirugía: ¿Qué puedes hacer?

Te recomiendo que realices algunas preguntas antes de la cirugía o del tratamiento, tales como:

  • ¿Por qué es necesario este procedimiento?  Puede ser por prevención del dolor, mejora de la función corporal, etc…
  • ¿Cuáles son los beneficios de esta cirugía y cuanto duraran?     Algunos beneficios son breves y puede necesitar una segunda cirugía, mientras que otros pueden durar toda la vida. ¿Cuáles son los objetivos del procedimiento. Es importante que tu y le médico estén en sintonía  para que el resultado sea satisfactorio,
  • ¿Qué tan necesaria es la cirugía, existen otras alternativas de tratamiento quirúrgico? ¿Existen medicamentos o los tratamientos no quirúrgicos, como cambios en el estilo de vida, que pueden ser útiles para mejorar tu condición?
  • ¿ Cuáles son los riesgos y las posibles complicaciones de intervención? Todas las cirugías conllevan un riesgo y es importante sopesarlo. Pregunta por las posibles infecciones, hemorragias, efectos secundarios etc..

Asegúrate de saber:

  • ¿Cuándo debes informarle al medico en caso de complicaciones y cómo puedes conseguirlo?.
  • ¿Cómo es el procedimiento? En lo posible que te haga un dibujo y entiendas lo que ocurrirá. Hay personas que les da impresión saber y prefieren no saberlo, esto es respetable. ¿Cuánto tiempo dura la operación?
  • ¿Qué pasará en la sala de cirugía?, ¿ Cuántas personas habrán, qué hace cada una?, ¿Cómo llegarás a la sala? ¿En camilla, en silla de ruedas? Hay personas que nunca han estado en un quirófano y tener esta información con antelación los relaja.
  • ¿Qué ocurre si no te haces la cirugía? Si después de sopesar los beneficios y los riesgos de la operación, decides no operarte, ¿Qué ocurrirá? Debes saber si la afección empeorará o si existe la posibilidad de que se resuelva por sí sola.
  • ¿Cuántos años de experiencia tiene el cirujano haciendo este tipo de procedimiento? ¿Cuánto tiempo lleva trabajando con el mismo equipo y en este hospital?  ¿Cuántas cirugías como la que te va hacer ha hecho?  ¿Cuál es su historial de éxito y complicaciones? Es importante buscar un internista plenamente capacitado y tenga experiencia en la realización de esta intervención.
  • ¿Luego de la operación pasara a verte? ¿Cuántas veces mas lo volverás a ver?
  • ¿Cuáles son los parámetros para darte de alta? ¿Qué puedo esperar durante la recuperación? ¿Qué limitaciones tendrás días, semanas y meses después de la intervención?. Hay algunos equipos que necesitarás cuando te den el alta.
  • ¿Cuándo podré reanudar el trabajo y mis actividades cotidianas?.
  • Nivel de dolor que sentirás y que formas de controlar el dolor hay? Que medicina te darán.  Hay personas que se sienten traicionadas cuando no les advierten del nivel de dolor que pueden llegar a sentir.
  • Cuidados post operatorios, recomendaciones. Asegúrese de seguirlas aunque se sientas bien.
  • ¿Cuáles son los costos de la cirugía? Costos que cubrirá el seguro y costos que debas cubrir tu. Asegúrate de llamar a la compañía de seguros.
  • ¿Es una cirugía ambulatoria, dónde se hará ? En centros quirúrgicos ambulatorios en una clínica?  El que sea ambulatoria puede reducir los gastos pues no debes pagar por una habitación. .Asegúrate de preguntar por qué aconseja uno u otro entorno.
  • Es importante tener una segunda opinión. Pregúntale a otras personas que se han hecho el mismo procedimiento y les ha ido bien por el nombre de su medico.

ANESTESIÓLOGO…

Es ideal que cuando te pongan la anestesia estés tranquilo, así que cuéntale tus inquietudes y dudas.

  • ¿Qué tipo de anestesia se usará? Sera anestesia local, regional o general, y por qué se aconseja este tipo de anestesia para su procedimiento. También debes preguntar quién te administrará la anestesia. ¿Es un anestesista o un enfermero anestesista? Ambos están igualmente calificados para administrar anestesia. Es importante que pidas hablar con ellos antes de la operación.

ENDOSCOPIAS, COLONOSCOPIAS, RESONANCIAS, QUIMIOTERAPIAS, PARTOS

Los beneficios de la preparación psicológica se ven también para manejar el estrés postoperatorio en estas situaciones.

¿Entiendes luego de leer este articulo,  cómo la preparación psicológica es una inversión?

Algunos deciden no hacer nada y otros deciden invertir en su salud psicológica, ¿Qué decides hacer tu?

HABLEMOS, será un gusto acompañarte en tu preparación. Se puede hacer a distancia o en persona.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

English
Martha Escamilla