Facebook ProfileInstagram Profile

TRATAMIENTOS

Photo by Anuja Mary Tilj on Unsplash

Terapia Intensiva

Este método es ideal para aquellos que están en crisis por: un abuso sexual, la muerte de un ser querido, para quienes quieren prepararse para procedimientos quirúrgicos o procesos de infertilidad. También para quienes  tienen una enfermedad terminal o crónica. En la terapia intensiva se avanza en poco tiempo lo que de otra manera se necesitarían cinco (5) o seis (6) meses de terapia.  He observado que cuando una persona reserva tiempo y espacio, sin el estrés del día a día para participar en su proceso terapéutico, puede entrar en contacto con emociones que de otro modo tardaría mucho tiempo en lograrlo.

Al realizar este tipo de tratamiento intensivo, «se crea un contenedor» que va reequilibrando el sistema nervioso y donde se van produciendo cambios neuronales adaptativos, esto favorece los cambios neuronales adaptativos para enfrentar las situaciones que se nos presenten. Es lo que se denomina neuroplasticidad.

En la terapia intensiva se hacen sesiones largas de  3 a 5 horas horas diarias – con descansos- por una o dos semanas.  Se trabajan periodos de una o dos semanas. Debido a que no siempre se puede procesar todo lo que se ha identificado, o que surge nueva información durante la terapia, se puede programar un tratamiento intensivo adicional más adelante y/o también se puede continuar con la terapia semanal de ser necesario.

Esta terapia no es para todas las personas, por lo que previamente se efectúa una entrevista inicial.

“La diferencia entre terapia y curación es vital. La terapia es lo que el Dr. te hace a ti. La curación es lo que te haces a ti mismo. El puede ponerte un yeso en el brazo roto, pero eres tu quien debe curarlo.

Betty Alice Erickson