Mari Hamamoto Photography

Hice 6 sesiones de hipnosis, en un momento en que estaba cayendo en depresión, por la situación laboral que estaba viviendo. Deje un excelente trabajo, porque mi vida era “solo en trabajo”,  como me iba tan bien y era bueno en lo que hacia, vi que empezaba a estar a la defensiva con las personas y mi ego y arrogancia cada vez eran mas altos. Luego entendí que todo esto era  para no dejarme afectar o sentir impotencia por las situaciones.  Mi infancia no fue fácil,  tuve muchas carencias emocionales y económicas.

Las sesiones de hipnosis me permitieron reconectarme con mi esencia, debido al día a día, los problemas y las situaciones presentadas había ido entrando en un ciclo de lamentos, incertidumbre y falta de foco que me tenían estancado, viviendo a través de mis traumas de niño.

La terapia me permitió ser consciente de estos y otros patrones de reacción que tengo establecidos cuando me encuentro en determinadas circunstancias, entenderlos, trabajar con herramientas de mindfullnes y el análisis de la situación presente y lograr decidir dónde prestar mi atención, al poder decidir donde prestar mi atención tengo alternativas y diferentes caminos para romper los ciclos.

Ahora cuento con un identificador consciente de patrones, no significa que ya no los tenga, pero los puedo ver, entender y procesar de una mejor manera. Hay otros patrones que tenia que se fueron, no se como, pero ya hay cosas que me afectaban, que no me afectan, los puedo ver a la distancia y me permiten ser mas asertivo.

Muchas gracias, la terapia me ha quitado un peso, me ha brindado herramientas, alternativas y por ende mucha serenidad

C.O