Facebook ProfileInstagram Profile

BLOG

PREGUNTA:

MI PAREJA FUMA A DIARIO MARIHUANA, DICE QUE  NO LE HACE DAÑO Y QUE NO LA VA A DEJAR.  NO LE IMPORTA QUE LAS NIÑAS LE VEAN, NO LE IMPORTA HABER PERDIDO EL TRABAJO, NO PUEDO HACER QUE ENTRE EN RAZÓN.  DICE QUE LO PUEDE DEJAR CUANDO QUIERA. ME SIENTO FRUSTRADA.

Martha Escamilla Psicóloga y Consejera en Adicción

Photo by Volkan Olmez on Unsplash

Si tu pareja fuma todo los días marihuana, dice que no la va a dejar y que no le hace daño, tienen un problema. Aunque te diga que la puede dejar si quiere, es cierto,  seguro que puede pasar unos días sin fumar, el problema son los ingredientes adictivos que tiene la marihuana. Estos permanecen en su sistema durante días y le van a producir ansiedad. Esto hará que quiera consumir de nuevo y así necesitará consumir más y más. Por otro lado, como dice  Gabor Mate, “habría que ver que le está dando la marihuana, que es lo que le gusta”.  Muchos dicen que «les da tranquilidad, que por un momento que no piensan y se olvidan de los problemas». Puede ser que esté estar tratando de escapar del dolor emocional y esa sea la única manera que tiene de solucionarlo, a pesar que una parte de el/ella sepa que le hace daño.  Generalmente detrás de las adicciones puede haber traumas de la infancia: abuso sexual, físico, emocional, padres negligentes, narcisistas o  deprimidos, dificultades económicas, peleas, etc.  Esta situación  es compleja, pues afecta a tu pareja, tus hijos y a tí.

TU PAREJA:

El consumo de marihuana, me hace pensar en la fábula de la rana en agua hirviendo: “Si echamos una rana en una olla con agua, esta salta inmediatamente hacia fuera y consigue escapar. En cambio si ponemos una olla con agua fría  y echamos una rana esta se queda tan tranquila. Y si a continuación empezamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona sino que se va acomodando a la temperatura hasta que pierde el sentido y, finalmente, morirá achicharrada”.

La cuestion con las adicciones es que van “secuestrando  su cerebro” y produce algunos de los siguientes síntomas psicológicos:

Pierde interés por hacer cosas, por relacionarse con otros y se va aislando cada vez más. La droga va deteriorando su pensamiento, memoria y capacidad de aprender.  La marihuana también se ha relacionado con el desarrollo de trastornos psicóticos como la esquizofrenia, especialmente si alguien tiene una predisposición genética. Por otro lado, las personas con esquizofrenia pueden descubrir que sus síntomas se ven exacerbados por el consumo de marihuana.

El general el consumo a largo plazo producen: depresión, ansiedad y pensamientos suicidas y si la persona tiene la tendencia a la depresión o ansiedad, sus síntomas se exacerban.

Desafortunadamente las personas no entienden la potencia de la marihuana y esto cada vez es más peligrosa. No solo porque no hay controles para que los usuarios sepan realmente qué hay en su hierba  que consumen, sino porque cada vez su consumo está más normalizado en la TV, cine . La usan grandes, jóvenes, mayores de “forma recreativa”, sin hablar de las consecuencias.

Picture by Harris Ananiadis

TUS HIJAS

En la medida de lo posible, un niño necesita que sus padres sean “más grandes, más inteligentes, más amables, más fuertes que ellos”, para ayudarle a regular sus emociones y explorar el mundo. En este caso lo que ven es a un padre ido, apagado, que consume para solucionar los problemas.   Los niños aprenden con el ejemplo.

Para un hijo ver  a su padre, madre  “fumado”, le produce estrés emocional adicional que no necesita y puede producir daño en el desarrollo de su cerebro y afectar su crecimiento cognitivo.  Pueden sentir temor, impotencia. Además con quien van ellos hablar del problema de consumo del padre?

Debido a que con la marihuana hay perdida de la inhibición, puede haber riesgo en el cuidado de ellos por negligencia. Por ejemplo, a la hora de estar con los niños, no mide el peligro y  los puede exponer a situaciones peligrosas. No les pone limites. Tampoco estará atento a sus necesidades emocionales, físicas, comer sano y regularmente, asearse, asistir al colegio , hacer los deberes. En estas condiciones tu pareja esta física y emocionalmente ausente para los niños y no es bueno.

Como ves, es apenas natural que te sientas frustada y quieras proteger a tus hijos

TU

Es normal que quieras una co/pareja para criar a los niños. Sigue tus instintos, tus hijos son tu prioridad y responsabilidad. Ojala el/ella vaya a tratamiento. Ciertamente no puedes evitar que consuma, pero si puedes evitar que tus hijos tengan este ejemplo y estrés en sus vidas.

Es importante ponerle limites y que vaya a un centro de desintoxicación y que reciba ayuda psicológica. Si el/ella no cambia el comportamiento, puede llegar el momento en que tu deseo por proteger a tus hijos supere tu deseo de mantener la relación de pareja y  el/ella deba abandonar el hogar.

 #terapia #duelo #psicologa #ayuda #coronavirus,#trauma,

Photo by Osmar Lara

https://marthaescamilla.com/contacto/

Dejar un Comentario