Participa en tu recuperación- Manejo del Dolor

«La primera verdad, que enseñó Buda a sus discípulos, es que el sufrimiento es parte de la condición humana. Si tratamos de evitar confrontar experiencias dolorosas, no hay manera de comenzar el proceso de curación. De hecho, esta negación crea las condiciones que promueven y prolongan el sufrimiento innecesario». Peter A. Levine

La interconexión entre las emociones no resueltas y la enfermedad es innegable.Muchas personas han experimentado que cuando se sienten deprimidas, estresadas, enojadas, asustadas, sus cuerpos comienzan a enfermarse.Sin duda algunas pruebas de diagnóstico, (biopsia, resonancia, endoscopia, etc),  una cirugía, un proceso de fertilización,  son situaciones que están rodeadas de preocupación, incertidumbre y falta de control.

La preocupación está siempre presente por diferente motivos:el resultado de las pruebas, los riesgos de la anestesia, el postoperatorio, el nivel de dolor, la incertidumbre de cuándo y cómo se volverá a trabajar, quién les cuidará, cómo les cambiará la vida, la parte económica e incluso el pensar en la posibilidad de la propia muerte. Todo esto es el origen de una gran ansiedad. Y es que, aunque te den “una pastillita para calmarte”, esto no te quita el miedo, solo lo adormece. No ES BUENO entrar a cirugía, empezar un proceso de fertilización u otro procedimiento médico con miedos, porque producirás MáS eStréS en tu cuerpo y aumentara la producción de cortisol.

El cortisol es la principal hormona del estrés y la liberación excesiva o prolongada de cortisol afecta negativamente al cuerpo y a la corteza frontal del cerebro.El estrés puede causar un exceso de tensión en el sistema musculo esquelético, lo que genera dolor y dificultades para moverse normalmente.Además, la respuesta inflamatoria del cuerpo aumenta, el ritmo cardíaco se acelera, el sistema digestivo se ve afectado y se produce una disminución significativa de la respuesta inmunitaria, lo que a su vez aumenta la predisposición a sufrir infecciones.

Está clínicamente comprobado que la hipnosis clínica es útil en el proceso de preparación para los examenes de diagnóstico, la cirugía, para entrar al quirófano más tranquila, con menos estrés y más recursos para manejar la situación.

Idealmente si te van hacer una cirugía, EMPIEZA A PREPARARTE UN MES ANTES: sería lo ideal.

Cuando una persona se prepara para la cirugía requiere menos anestesia, analgésicos, se recupera más rápido, padece menos efectos secundarios, entre otros, por lo que la estancia hospitalaria será más corta, logrando reincorporarse a las actividades de la vida diaria en menor tiempo.

MANEJO DEL DOLOR

«Si no prestamos atención a nuestros sentimientos y a los mensajes que éste nos envía, entonces nuestro cuerpo asumirá que no disfrutamos de la vida y nos sacará de aquí lo más rápido posible». Dr. Bernie Siegel

Tener dolor es estresante, debilitante y agotador.

Cuando llevamos un tiempo viviendo con dolor permanente, nuestro ánimo, relaciones, desempeño y percepción del mundo se ven afectados.

Ese dolor “que no se va” puede ser por traumas no resueltos que se mantienen en el cuerpo, ocasionando restricción corporal, ansiedad y otros síntomas que acentuarán el dolor.También hay dolores producidos por una lesión, por una cirugía que salió mal, una mala experiencia quirúrgica o en el postoperatorio, por un accidente, por una enfermedad, entre otros. Para revertir este dolor, para que nuestro sistema nervioso se vuelva a sentir seguro y relajado es necesario hacer un poco de terapia para procesar las emociones relacionas con la mala experiencia.

@Marcus Cederberg Photograph

Ilustración gracias a copyrigth:https://www.hairlossrevolution.com/can-anesthesia-cause-hair-loss/

Solicitar Cita