Hay un grupo de personas que no nacimos vulnerables, sino que la sociedad nos hace vulnerables M. Dorrejo

Hay un grupo de personas que no nacimos vulnerables, sino que la sociedad nos hace vulnerables M. Dorrejo

/

HOMOSEXUALES, BISEXUALES, TRANS…

La persona ES, antes de ser un genero, hombre- mujer. Uno no nace NiÑo o nIñA, obviamente se nace con unos genitales, pero la sociedad nos va condicionando para encajar  en un rol. Así vamos dejando de SER, para HACER y esto es limitante y agobiante. 

 

De acuerdo el artículo publicado por “The Guardian”, sobre el libro de Walter L Williams, en su libro “ Dos Espíritus: Habla de una cultura indígena Americana, “Los Navajo”, donde personas andróginas, hombres femeninos y mujeres masculinas son vistos con mucho respeto, ya que son considerados como personas de “dos espíritus“. Debido a que estos hombres andróginos estaban comúnmente casados con un hombre masculino, o tenían relaciones sexuales con hombres, y las mujeres masculinas tenían mujeres femeninas como esposas. Desafortunadamente tanto los colonos españoles en América Latina como los ingleses en América del Norte los condenaron como “sodomitas”. Sin embargo, muchos nativos americanos se enfocaron en sus dones espirituales y a menudo las consideraban como líderes y maestros religiosos, en lugar de enfatizar la homosexualidad de estas personas”. The Guardian, Walter L Williams Oct 2010

Esto es uno de los muchos ejemplos donde vemos como la sociedad nos va condicionando. En nuestra cultura, desde que nacemos la mayoría de nuestras experiencias, el rol que desempeñamos, nuestros sueños a futuro y la manera de relacionarnos van de acuerdo a nuestro  género. Y como dice la Dra. Norwood, cualquier cosa que transgreda estas suposiciones tiende a crear una sensación de confusión e incomodidad que puede ser experimentada como INTOLERABLE.

 

Me pregunto qué pasaría si viéramos a las personas trans, homosexuales, como seres que tienen dos espíritus y no como personas que deben ser “corregidas”. Qué pasaría si no tuvieras que explicar tu preferencia sexual, como no tienen que hacerlo las personas hetero?. Ciertamente no tendrían que salir de ningún armario, porque no habría!.

 

 

Desafortunadamente éste no es el caso en la mayoría de las situaciones. Las personas del colectivo LGTB, como todos los seres humanos, necesitamos un referente para existir, necesitamos sentir que pertenecemos, que somos aceptados y queridos por la comunidad y por nuestra familia. Esta es la base para asegurar nuestro bienestar psicológico, desarrollo emocional y aprender a tener apegos seguros. Pero vivimos en una sociedad que tiene una posición absolutista respecto a la posición de genero. A muchos homosexuales se les aplica una serie de correctivos violentos para encausarlos. En el caso de Alan Turing, el padre de la informática, lo internaron en una asilo psiquiátrico por ser homosexual y lo sometieron a una castración química para reformarlo. A Oscar Wild literato famoso, fue condenado a 2 años de trabajos forzados, por cometer delitos de “indecencia grave – ser homosexual- por el gobierno británico. El termino suicidándose. Y situaciones como estas siguen pasando a diario.

 

Así que si estas leyendo estas líneas porque te han catalogado como homosexual, bisexual, trans, y por ellos has sido excluido y condenado, lo siento mucho, entiendo que puedas estar angustiado y ocultes tu situación por miedo, culpa, vergüenza para protegerte. Nadie quiere exponerse a ser rechazado, torturado, asesinado,  tachado de pecador, marginado, maldecido, por la única razón de “ser diferente”. Y si eres padre, madre, pareja, hermano(a) entiendo que no quieras ver sufrir a tu ser querido y quieras protegerlo y a veces te cueste aceptarlo. Nadie quiere ser violentado por otros.

 Algunos dicen que lo que importa es que tu te aceptes, si es cierto, pero no lo es todo cuando tu debes  buscar trabajo, comer, sentirte seguro cuando sales , cuando estas con tu pareja, etc, para ello necesitas pertenecer a una sociedad. Y si la sociedad cree que eres algo que necesita ser corregido, estas en riesgo. 

La revista National Geografic cuando hizo una edición sobre “La revolución del género”, dijo “Una vez que pusimos la foto de la portada de nuestro número especial sobre género en Instagram, Facebook y Twitter, decenas de miles de personas han escrito expresando su orgullo y gratitud hasta la furia absoluta. Y muchos  han amenazado con cancelar sus suscripciones a la revista”. Este tipo de situaciones nos muestra que se ha avanzado, pero aún falta mucho por aprender.  Hay personas que dicen no ser homofóbicas “por que tienen un amigo gay, pero si  un hijo o un hermano, les dicen que lo son, les cuesta aceptarlo.

 

El proceso de salir del closet o el cambio de genero para la persona trans, puede ser muy traumático.  Uno de los mayores temores con que las personas homosexuales, bisexuales o trans es convivir diariamente es con la incertidumbre de si serán aceptados o no por su familia, en el trabajo, amigos y por la sociedad. Vivir en este estado constante de estrés e incertidumbre, el sentir que no tiene control sobre las situaciones, el sentirse inseguro, no escuchado, visto ni apoyado, puede llevar a la persona a una depresión, a sentir ansiedad y tener una respuesta traumática. Las personas homosexuales, bisexuales y transexuales NO DEBERIAN tener que luchar por cosas diferentes por las que luchan las personas heterosexuales.

 

Algunos, por falta de apoyo, se han suicidado.

Como dice Mery Lois Dorrejo “Hay un grupo de personas que no nacimos vulnerables, sino que la sociedad nos hace vulnerables”.

En el caso de la persona trans, este es un proceso muy complejo, y más aún, si hay cirugías de por medio. No solo porque debe luchar con la presión social, sino porque en la transición hay muchos cambios asociados al proceso: nombre y pronombre, la manera de vestir, Modificaciones en la voz, manera de comportarse o gestos, cambios físicos y de fisonomía, alteraciones físicas (senos, etc.), y esto lleva a un nuevo rol que desempeñarán en la familia, en el trabajo, y en las relaciones.

 


Se de algunas personas, que en su desesperación y por falta de recursos para pagar las cirugías, toman decisionesequivocadas sobre los tratamientos que se hacen y terminan con otros problemas graves de salud, lo cual conlleva a un estrés adicional para ellos. La persona trans tiene muchos frentes abiertos y durante el proceso se van viviendo cambios que son difíciles de transitar, por ello es vital buscar ayuda psicológica especializada.

A veces la persona trans, por el estrés que este cambio conlleva, decide esperar y hacer su transición cuando sus hijos son adultos para evitar perturbar el funcionamiento familiar. Incluso hay personas que pueden esperar hasta después de la jubilación para hacer la transición y evitar problemas en el trabajo. Otros pueden, incluso, decidir esperar a la muerte de sus propios padres para evitar enfrentar las posibles reacciones negativas de ellos (Hines, 2006). Pero tener una doble vida, termina siendo muy agobiante para ellos.

 

Los padres y la familia también se ven afectados, obviamente en una sociedad intolerante, no queremos ver a nuestro hijos sufrir. Muchas veces cuando el hijo(a) sale del armario, los padres entran en él, porque le hace confrontar sus miedos. El DOLOR , LA TRISTEZA , LA RABIA, LA CULPA Y LA CONFUSION, son propios del proceso de aceptación. He visto que cuando una persona tienen con quien compartir sus miedos, conflictos y dudas y si reciben apoyo, empatía, entendimiento y aceptación, les es más fácil normalizar no solo sus emociones sino la situación. La familia también necesitan saber que no serán excluidos a su ves por su familia, sociedad y amigos.

Cuando se recibe apoyo, es más fácil empezar A ESCUCHAR y DESAFIAR las PROPIAS CREENCIAS, el SISTEMA DE VALORES Y las EMOCIONES. Así se podrá preservar la armonía familiar y aumentar la resiliencia. Dependiendo de la posición que asuma cada persona en la familia, la experiencia con respecto al proceso de transición de género, será más o menos difícil.

Como podéis ver este puede ser un proceso difícil,  pero puede ser interesante. Hemos ido dejando de SER, para encajar, nos hemos ido poniendo  una mascara para pertenecer, para ser “eficientes” y no correr el riesgo de ser excluidos, porque es peligroso Llevamos años siendo educados para pensar que la homosexualidad es una enfermedad o una aberración, y ni que decir de las personas trans!. Luego llegar a confrontar a la sociedad, a nuestros aprendizajes, a nuestros miedos y creencias se requiere valor. Este mismo proceso lo han vivido y viven muchas minorías, lo importante es seguir haciéndolo.

 

Es muy gratificante cuando trabajo con familias, ver como se van quitando las mascaras, aprendiendo de sus emociones y empiezan hablar abiertamente de “la inconformidad con su género”, de lo que implica ser lesbiana, bisexual, sentir que se pueden contener emociones contrarias y mantener la relación.  O poder respetar incluso que una persona no te puede aceptar. Para llegar a este punto se recorre un largo proceso.

 

Si estas viviendo este proceso, te recomiendo buscar AYUDA PSICOLÓGICA, PERO NO PARA “CURARTE”, porque NO ESTÁS MENTALMENTE ENFERMA, sino para ayudarte en tu proceso. NADIE ESCOGE SER GAY, LESBIANA O TRANS, de hecho muchos desearían no serlo, porque la vida sería más sencilla. Ojala esta sociedad no nos encasillara y se enfocara mas bien en ayudar a que las personas creen puentes cuando no se entienden, en lugar de cortarlos.

LA AYUDA PSICOLÓGICA de la que hablo, es para aminorar o entender la lucha interna que llevas dentro por las situaciones ambiguas que llevas DeNTRo por las situaciones ambiguas que vives. Tu hijo es el mismo internamente, pero no lo físicamente. Tu ser querido le puede producir emociones ambivalentes como: amor-odio, aceptación- rechazo, esperanza-desesperanza, culpa-rechazo. Y aunque es normal vivir con esta AMBIVALENCIA, si no la entiendes y sabes como manejarla, repercutirá en la salud mental y física de todos y cada uno de los componentes de la familia. Si no se atienden, puede ocasionar problemas de comunicación y conflictos entre todos que, a veces, son irreparables.

 

Te sientes estancado(a)?, ¿tienes miedo de hablar con tus seres queridos sobre tu orientación sexual?, ¿vives con vergüenza o culpa de ser descubierto?. ¿Quisieras dejar de ser gay, pero no puedes?, ¿Te han discriminado por ser trans o gay?, ¿No sabes si eres lesbiana o no?, ¿Tienes dificultad aceptando a tu hijo(a)?.

 

TU SUFRIMIENTO ES IMPORTANTE, se ha ido ganando espacio en diferentes ambitos, pero aún falta. No bajes los brazos, lamento que tengas que luchar por algo tan básico como tu libertad de SER.

Hay opciones, lo importante eres tu como SER,  tus valores, tu empatía, tu capacidad comprometerte, de resolver los problemas, de tener relaciones honestas, tu capacidad de tolerar la frustración y manejar el miedo.

También la capacidad de respetar a quienes no te aceptan, sin ser violento. Independientemente seas hetero, gay o trans. Qué necesitarias desarrollar para tener relaciones honestas y duraderas?

Estas mujeres llevan 50 años creando

una relación juntas!!

 

¿Necesitas ayuda en tu proceso?

Para mayor información puedes visitar mi página http://marthaescamilla.com/trauma/ o contactarme a través de mi formulario.

Imágenes gracias a:
http:/ovejarosa.com/lennie-gerber-pearl-berlin
https://joveneshacerpolitica.tv
 
https://www.nationalgeographic.com

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*