Información Sobre mi

 

“Vives a través de ese pedazo de tiempo que es tuyo,
pero ese pedazo de tiempo no es solo tu propia vida,
es el resumen de todas las otras vidas que son simultáneas con las tuyas.”
Robert Penn Warren

 

Yo vivía y trabajaba como psicóloga en Nueva York cuanto el ataque terrorista del 11 de Septiembre ocurrió. Vi, a través de  los relatos de mis pacientes, caer esas torres cientos de veces.  El dolor, la confusión, el miedo y el sufrimiento eran sentimientos y emociones muy presentes en todo momento. Curiosamente había llegado a esta cuidad años antes “huyendo un poco de la violencia” que azotaba a mi país, Colombia. En 1996, los delitos de violencia habían aumentaron en un 35% y la violencia se convirtió en un problema importante. El número de casos de pacientes que me llegaban con estrés postraumático aumentaba. El estrés que se vivía hacia que algunas personas se sintieran vulnerables, sin control de sus emociones y que la ansiedad y depresión se dispararan. Muchos pacientes, con diferentes experiencias de trauma, comenzaron a aparecer. Por ejemplo, algunos habían sido violados de niños, otros secuestrados o conocían a alguien que había estado. La gente tenía miedo a dejar sus hogares o simplemente a salir de paseo. Por todo ello me plantee que quería tener más conocimientos acerca de los que este tipo de traumas pueden significar en la vida de una persona, con lo que, decidí mudarme a los Estados Unidos. Estudie para desarrollar nuevas habilidades y aprender nuevas terapias para poder ayudar mejor a las víctimas del trauma. Y fueron precisamente mis pacientes quienes me llevaron a interesarme por el estudio del trauma.

Hace 25 años se sabia bien poco sobre los efectos del trauma. Cuando le digo a la gente que soy psicóloga y que trabajo con trauma, dolor y duelos, imaginan que mi trabajo es doloroso o “traumático”. Pero nada más lejos de la realidad. Y esto es así gracias a la capacidad que cada persona tiene de procesar, a que cuando se trabaja con ciertas terapias nuestro poder de auto curación se estimula y los cambios se van viendo.  La persona empieza a dormir mejor, lo que le molestaba ya no le molesta, va estando menos depresivo, va habiendo cambios en varios sentidos y esto es muy gratificante, tanto para el paciente como para mi. Es un proceso que lleva tiempo, paciencia y compromiso.  Como terapeuta al ver  estos cambios, lejos de ser traumático, es gratificante.  Por ello disfruto de mi trabajo.

Soy psicóloga, egresada de la Universidad Javeriana de Bogotá, ahora vivo en España. Estudié para ser Consejera en Adicción de la Universidad de Miami y Experta en Psicoterapia e Hipnosis de la Sociedad de Milton H. Erickson de Nueva York y de Madrid. He sido psicóloga durante más de 25 años y me he especializado en trabajar con adultos que han experimentando diferentes tipos de traumas. He tenido la fortuna de formarme con profesionales como; Francine Shapiro, Diane Poole, Peter Levine, Bert Hellinger, Eugine Glendin, Dr. Bessel A. van der Kolk M.D, RonKurtz, Janina Fisher, David Grand, Bill O’Hanlon, Dan Siegel y Robert Waggoner entre otros.  También he hecho mucho trabajo personal y he ido a terapia cuando lo he necesitado. Esto me permite, contener el dolor de las personas sin huir, sin condenar. Lo contengo el tiempo que necesita hasta que el mismo, con la ayuda necesaria, se va trasformando.

** Vivo en España y gracias a los avances tecnológicos, mi práctica, está donde la persona me necesite.  Podemos hacer terapia a distancia, con video conferencias (Skype), Facetime, etc. La terapia a distancia puede ser una solución para quienes de otra manera no buscarían ayuda, o para quienes no encuentren un psicólogo especializado en trauma en el lugar donde viven, o para aquellas personas con una agenda apretada.

hablemos

 

 

Comments are closed.

© Copyright Martha Escamilla . All right reserved
Diseño: Andrea Bustillo