Hipnosis

 

Has escuchado hablar de vender agua al lado del rio?   Muchas veces la terapia se trata de ayudar a reconectarte con algo que ya tienes.

Es comprensible que muchas personas teman ser hipnotizadas.

El referente que tienen es la hipnosis en el mundo del espectáculo, la que han visto en la televisión o leído en libros, y que busca que el sujeto haga cosas extravagantes. La hipnosis del espectáculo busca divertir a la persona.

La hipnosis ericksoniana, que es la que empleo, no se basa en la sugestión; lo que hago es que te ayudo a crear un espacio donde te puedes conectar con tus recursos y, tal vez, encontrar tus propias soluciones.

Algunas veces podemos estar atrapados en el pasado y debemos volver a orientarnos al presente para reorganizar ideas y experiencias. La hipnosis es una excelente herramienta para soltar las cosas a las que nos aferramos intensamente, creyendo que tenerlas es lo que nos va a seguir salvando de la caída.

A veces la sanación tiene que ver con soltar aquello que alguna vez “nos salvó”. Esto es importante para sanar, curar muchas enfermedades y mejorar estados de ánimo.

La hipnosis en combinación con otras herramientas psicológicas, es una excelente herramienta terapéutica para:

tratar dolores, insomnio, ansiedad, fobias, depresión, miedo, entre otros. También ayuda a reducir los efectos secundarios de algunos tratamientos médicos que, aunque necesarios, el organismo los resiente. Es una herramienta excelente para motivar el cambio de hábitos como fumar o morderse las uñas (onicofagia). Es maravillosa para preparar a las personas en caso de exámenes, procedimientos quirúrgicos, partos o el “buen morir”...

La hipnosis también ayuda a las personas hacer mejor lo que ya hacen bien:  el deporte, baile y hablando en público

Cuando te rompes un hueso, un médico te pone un vendaje, te pone una escayola, pero no es ni la escayola ni el vendaje lo que te sana, es el cuerpo el que lo hace. La sanación siempre se da desde dentro. Eso es lo que ocurre con la hipnosis.

Solicita consulta 

Gracias por permitirme ser parte de la solución.

©Copyrigh:thttps://scratch.mit.edu/users/HypnoticTrance100/

Tratamientos

El Estrés Detrás de la Demencia

La demencia provoca más miedo que el cáncer o la muerte misma porque nos roba nuestra esencia y nos vuelve vulnerables, frágiles y dependientes. Nos deja sin mapa del mundo y hace que nos sintamos abrumados

La dificultad de ser LGTB

Todos tenemos la necesidad de pertenecer a un grupo, necesitamos un punto de referencia. En la sociedad existen diferentes motivos por los que se puede excluir a una persona, entre ellos, ser homosexual o ser transexual

Cirugías Manejo del Dolor

Cualquier proceso quirúrgico: de fertilización, pruebas, etc, conlleva estrés. Elaborarlo hará que seas más receptivo al tratamiento, requerirás menos anestesia, analgésicos, y te recuperarás más rápido y mejor.

Miedo Hablar en Público

El miedo a hablar en público reduce nuestra capacidad para responder ante lo que percibimos como “una amenaza”. Aunque lógicamente sabemos que no hay razón para temer nos paralizamos. Ésto nos limita.

Abuso Sexual

El abuso sexual, físico o emocional, y la falta de protección, causan uno de los traumas más devastadores en un niño. A raiz de ello se desarrollan una serie de síntomas como respuesta al comportamiento anormal recibido.

Duelos Duelo Ambiguo

La muerte de un ser querido es una situación muy dolorosa y nos crea sentimientos de impotencia, desamparo, culpa, etc. A veces tenemos la esperanza de que el tiempo lo curará todo, pero no siempre es así.

Comments are closed.