ESTRÉS Y DEMENCIAS

ESTRÉS Y DEMENCIAS

/
Comments Closed

"Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos." 
Pablo Neruda

¿Quién no ha sentido miedo de desarrollar cualquier tipo de demencia especialmente sabiendo que hoy es posible vivir hasta los 80-100 años? .  A veces las demencias pueden dar más miedo que el cáncer o la muerte. Una enfermedad degenerativa nos puede afectar a nivel cognitivo, funcional y físico. Nos roba lo que somos y nos vuelve vulnerables, frágiles y dependientes. Perdemos la capacidad de conectarnos con nosotros mismos, con otros, nos quedamos sin mapa del mundo y de la vida y no podemos valernos por  nosotros mismos. Todos conocemos a alguien que tiene demencia; un vecino, el padre de un amigo, un tío, nuestro ser amado. La persona que  ve como lentamente va perdiendo sus facultades siente un terror inmenso y muchas veces lo ocultan a su familia para protegerlos de todo lo que esto conlleva. Cuando el médico confirma la sospecha, el paciente y la familia empiezan un largo camino para el que nadie esta preparado. Las implicaciones físicas, emocionales, logísticas y económicas que se viven son reales y estresantes. Por ello  una ayuda muy importante es la ayuda psicológica, para tener los recursos necesarios para afrontar la nueva situación. No debemos dudar que son muchas las cosas para asimilar, muchos los duelos que se harán, muchas cosas para aprender, manejar y procesar.

Las demencias son enfermedades largas y degenerativas, lo cual generan mucho estrés, agobio, impotencia, rabia, miedo, culpa, incluso resentimiento. Hay cuidadores que piensan que pueden hacerlo sin ayuda, que son fuertes, pero no se trata de ser fuertes, se trata de ser realistas. Fisiológicamente estamos diseñados para que si estamos ante una situación que sentimos supera  nuestra capacidad de tolerancia porque nos da miedo o dolor o nos desbordados, automáticamente las alarmas se dispararan y querremos huir: saliendo de la habitación, evitando las visitas, también   estamos irritables o nos quedamos congelados sin saber que hacer. Y es que cuándo nos sentimos tan impotentes ante alguien que sufre, si no podemos hacer nada para aliviar su sufrimiento, queremos huir lo mas lejos posible. Queremos hacerles saber que estamos ahí, que los queremos, pero no queremos estar presentes cuando están sufriendo porque es muy doloroso.

Los cuidadores son la parte más importante en todo el proceso de enfermedad de una demencia: si el cuidador no está bien, el enfermo no va a estar bien no recibirá todos los cuidados ,atención y tipo de compañía que necesita. Hay que cuidar al cuidador porque, cuando el cuidador se siente abrumado, esta es la causa principal del proceso de institucionalización o, en casos mas extremos,  el maltrato de la persona enferma. No es fácil estar con alguien que ya no conocemos y que no se puede comunicar.  Como ésta es una enfermedad que va evolucionando hasta la muerte, constantemente estamos haciendo duelos,  a veces pensamos que ya esta todo controlado y de repente un nuevo cambio viene: una hospitalización, una caída, y todo esto es estresante y doloroso. Por esto importante escuchar nuestras emociones y preguntarnos qué necesitamos nosotros como cuidadores, para poder centrarnos en el presente, en las necesidades que presentan ellos y en sus limitaciones. Y recordar que detrás de esa mirada pérdida, de ese cuerpo que no responde, está esa persona que recuerdas. Esta persona lo está haciendo lo mejor que puede dadas sus condiciones. De hecho muchas personas en sus momentos de lucidez lloran al verse así. El regalo más grande que puedes darle es tu presencia… y a veces es el mas difícil de dar.

Si deseas tener una o dos consultas, para ayudarte en este proceso ve aca … Hablemos

 

©Copyright foto: https://www.comunicar-salud.com.ar/2018/02/21/oms-demencia-prioridad-salud-publica/

 

Tratamientos

TERAPIA PARA DUELO

No hay una manera correcta o incorrecta de hacer el duelo. No hay emociones que se deban sentir o no sentir. No hay un número de meses o años que deba durar.

TRAUMA, Dolor Emocional

La mayoría de las personas cuando se les pregunta si han sufrido un trauma dice “no, yo no he tenido ningún trauma, solo he atravesado momentos difíciles”.

ESTRÉS Y DEMENCIAS

¿Quién no ha sentido miedo de desarrollar cualquier tipo de demencia especialmente sabiendo que hoy es posible vivir hasta los 80-100 años? A veces las demencias pueden dar más miedo que el cáncer o la muerte.

MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO

El miedo a hablar en público puede ser tan agobiante que muchas personas están dispuestas a renunciar a una gerencia o a una buena oportunidad de trabajo por ese motivo.

ABUSO SEXUAL

El abuso sexual de menores es una forma de maltrato infantil. Son actitudes y comportamientos que realiza un adulto (generalmente varón) para su propia satisfacción sexual con un menor.

PREPARACION PARA CIRUGIAS Y MANEJO DEL DOLOR

Cuando una persona que va a ser sometida a una cirugía tiene mucho estrés, esto puede hacer que la producción de cortisol aumente y esta es la hormona principal del estrés e impacta de manera negativa en el cuerpo y en la corteza frontal del cerebro.

Comments are closed.

© Copyright Martha Escamilla . All right reserved
Diseño: Andrea Bustillo