EL DOLOR DEL ÚLTIMO BESO

LA HERIDA SANADA NO ES LA OLVIDADA, ES LA QUE RECUERDA SIN QUE DUELA…” D.G

La muerte del ser querido, no importa si la causa de la muerte ha sido - un accidente, un suicidio, una muerte repentina, una larga enfermedad, un bebe que no llego a nacer - puede llegar a ser una situación tan estresante, tan dolorosa, tan traumática que excede las barreras naturales de lo que podemos asimilar y soportar. Esto trastorna nuestra capacidad de responder, originando en nosotros sentimientos de impotencia, vacío, vulnerabilidad, desamparo, miedo, tristeza, culpa, confusión, entre otros.

El dolor es tanto que, la persona comienza a evitar hablar del tema, busca “anestesiar” las emociones porque se ve desbordada por ellas, puede pensar que va a enloquecer, que nunca lo va a superar y se va desconectando de ella misma. Lo cual hace que se quede sin recursos para funcionar en el día a día, en la vida y para superar el dolor.

El dolor y el estrés vivido, nos deja marcas y puede dejarnos estancados en el pasado con sensaciones, imágenes, olores del momento de la muerte y la enfermedad.

Aprender a caminar sin el/ella lleva tiempo

 

EL TIEMPO NO LO SANA TODO...

A veces tenemos la esperanza de que “el tiempo lo curará todo” y a veces lo hace, pero no es por el paso del tiempo, sino por la capacidad que la persona tiene para procesar este trauma evento traumático, a través de sus recursos, lo que le ayudara a salir adelante.

Aprender a caminar sin el/ella lleva tiempo. Es vital escuchar nuestro miedo y nuestra tristeza, cuando estemos listos. Ellos son la puerta de entrada a la sanación. Si vemos que estamos mal y dejamos pasar el tiempo sin buscar ayuda puede acentuar nuestros síntomas y más si hay duelos acumulados no  resueltos.

El duelo puede “ser acumulativo”, en emociones, en pérdidas que van ocurriendo. Esto hace más difícil elaborar el duelo.

También hacemos duelo por este tipo de perdidas:

- De un estilo de vida, de un trabajo, al convertirnos en emigrante en otro país.

-De las ilusiones y sueños que se tenia para el hijo(a), la pareja, los planes de vida.

- Cuando hay un hijo gay, trans, también se hace un duelo.

- En caso de abuso sexual en la infancia, el adulto, puede llorar por la perdida de su inocencia, por la vida que nunca llego a tener, por lo que hubiera podido llegar a hacer si esto no le hubiera sucedido.

- El sentirnos traicionados, por una personas que apreciábamos.

- También hay duelos anticipados, cuando sabemos que alguien va a morir o vamos a morir. Cuando hay demencia.

- Perdidas significativas; después de un trauma podemos sentir sentimos que hemos perdido una parte de nosotros mismos. Como la pérdida de nuestro sentido de seguridad, nuestra identidad, esto puede ser sumamente angustiosas.

- Perdida de un órgano, de la salud.

Solicita consulta   

Gracias por permitirme ser parte de la solución.

 

 

Tratamientos

El Estrés Detrás de la Demencia

La demencia provoca más miedo que el cáncer o la muerte misma porque nos roba nuestra esencia y nos vuelve vulnerables, frágiles y dependientes. Nos deja sin mapa del mundo y hace que nos sintamos abrumados

La dificultad de ser LGTB

Todos tenemos la necesidad de pertenecer a un grupo, necesitamos un punto de referencia. En la sociedad existen diferentes motivos por los que se puede excluir a una persona, entre ellos, ser homosexual o ser transexual

Cirugías Manejo del Dolor

Cualquier proceso quirúrgico: de fertilización, pruebas, etc, conlleva estrés. Elaborarlo hará que seas más receptivo al tratamiento, requerirás menos anestesia, analgésicos, y te recuperarás más rápido y mejor.

Miedo Hablar en Público

El miedo a hablar en público reduce nuestra capacidad para responder ante lo que percibimos como “una amenaza”. Aunque lógicamente sabemos que no hay razón para temer nos paralizamos. Ésto nos limita.

Abuso Sexual

El abuso sexual, físico o emocional, y la falta de protección, causan uno de los traumas más devastadores en un niño. A raiz de ello se desarrollan una serie de síntomas como respuesta al comportamiento anormal recibido.

Duelos Duelo Ambiguo

La muerte de un ser querido es una situación muy dolorosa y nos crea sentimientos de impotencia, desamparo, culpa, etc. A veces tenemos la esperanza de que el tiempo lo curará todo, pero no siempre es así.