ABUSO SEXUAL – PORQUE NO HIZO NADA

ABUSO SEXUAL – PORQUE NO HIZO NADA

/

ENTREVISTA REVISTA MUJER HOY – ESPAÑA (11/23/17)

QUÉ SE CONSIDERA UN ABUSO SEXUAL?

Un abuso sexual es una violación al cuerpo, a los límites y a la confianza. Es una ruptura a los límites personales, emocionales, sexuales y energéticos, que provocan heridas profundas y que dejan cicatrices a nivel físico, emocional, espiritual y/o psicológico, y que producen en la personas una serie de síntomas que contaminarán su vida en todos los aspectos si no recibe la  ayuda profesional adecuada.

Muchas personas tienden a pensar que abuso sexual es solo, cuando“ hay penetración”, pero no es así. Se considera abuso sexual: cualquier tipo de penetración (en la vagina, ano o boca) con cualquier parte del cuerpo o con un objeto; pornografía, voyerismo, tocamientos, etc.

QUE TIPOS DE VIOLENCIA SEXUAL HAY?

 

 Hay diferentes tipos de violencia sexual, pero lo mas importante y lo que todos tienen en común es que no se cuenta con el consentimiento de la victima, independientemente si es familiar, vecino, pareja, conocido, desconocido, etc. Y la mayoría de las veces son llevadas a cabo por la fuerza. Algunos ejemplos pueden ser: violación en el matrimonio, coacción sexual, incesto, acoso sexual, abuso de menores, posesión de pornografía infantil, intento de violación, entre otros.

-¿ES EL MUNDO DEL CINE/ESPECTÁCULO UN SECTOR ESPECIALMENTE PROCLIVE A QUE SE PRODUZCAN ABUSOS SEXUALES O EN OTROS SECTORES OCURRE EXACTAMENTE LO MISMO PERO NO HA TRASCENDIDO? ¿POR QUÉ?

Hay que desmitificar al abusador sexual para entender que este está en todos lados. Se piensa que son personas psicópatas, enfermas, pero no siempre es así. Obviamente están enfermas, pero un abusador puede ser una persona normal, con educación, ser un gran ejecutivo por ejemplo, por esto el abuso sexual no se da solamente dentro del mundo del cine/espectáculo y puede darse en cualquier ámbito. Lo que ocurre es que estos días han salido más noticias dentro de ese mundo. Los abusadores desde el poder que tienen, son personas muy dominantes, autoritarias y casi siempre respetabilísimas, con una “moralidad perfecta” de cara al exterior. Son personas normales, educadas, pueden ser profesores, curas, familiares, el vecino, amigos, conocidos, etc.

Como sociedad es importante cambiar la imagen que tenemos del abusador y entender que son personas con las que convivimos a diario.  Personas que usan su poder y autoridad para fines sexuales. Es muy complicado para la víctima denunciar y enfrentarse a estos “personajes importantes”, a “instituciones”, proceso durante el cual , en numerosas ocasiones, más que sentirse protegida, acompañada y apoyada, se siente juzgada. Lo estamos viendo estos días con la violación múltiple que tuvo lugar en San Fermín. Insisto, los abusadores son personas normales. Y lo triste es que además del abuso en sí, la víctima tiene que luchar contra la soledad y el estigma social que ello supone.

-¿POR QUÉ LAS MUJERES SUELEN QUEDAR PARALIZADAS ANTE ESTE TIPO DE ABUSOS Y TARDAN TANTO TIEMPO EN DENUNCIARLOS?

Es verdad, a veces no entendemos porque alguien no hizo algo para defenderse,  pero es algo más complejo de lo que parece y que va más allá de lo consciente. Verás, el ser humano esta diseñado para que, fisiológicamente, ante una situación amenazante pueda dar tres respuestas: sale corriendo, pelea o se queda inmóvil.  Esta última se refiere a que se queda como congelado, no se mueve. Es como que la persona se “apaga”, y aparentemente no esta sintiendo. Pero todo lo contario, es como haber tenido un “corto circuito”. Inconscientemente entiende que es la única manera de pasar, de soportar,  esa situación. No es algo planeado, ya que tenemos un sistema autónomo que nos ayuda en estas situaciones. La persona se disocia  de alguna manera . Por lo que si una persona está ante cinco hombres que la están violentando, ¿qué puede hacer ella?, al principio puede que intentará pelear, pero luego debe rendirse… para sobrevivir.

Además  de lo anterior las personas se pueden quedar paralizadas porque, en función de las vivencias y  experiencias previas, por  educación etc., hay una que predomina como respuesta en la mayoría de las situaciones. Por ejemplo, una persona que ha tenido un padre muy autoritario, dominante, violento, etc. posiblemente ante situaciones en casa complicadas lo normal es que no pudiera ni moverse, vio que su madre tampoco se defendía, así que aprende este modelo. Esta persona ante situaciones traumáticas o estresantes va a reaccionar de la misma manera, en este ejemplo sería quedarse congelada. Ni pelea ni sale corriendo porque no es su patrón procedimental ante estas situaciones estresantes o amenazantes.

Hombres y mujeres pueden tardar en denunciar este evento (o no denunciarlo jamás), por varios factores. Ante todo, la persona acaba de sufrir un trauma que le parte por dentro y necesita ayuda y tiempo para recuperarse y poder dar el paso de denunciar. No es fácil darlo. A veces pasan años antes de que se sienta con ganas, fuerza y ánimo para hacerlo; y, en algunos casos, cuando la persona ya se siente con el coraje suficiente para llevar a cabo una denuncia, el delito ya ha prescrito.

Por otra parte, la sociedad y el sistema a veces retraumatiza a la persona. Cuando van a poner la denuncia, aún nos falta educación (entiéndase formación) para recibir a estas personas y no retraumatizarlas. Hace poco una persona fue a poner una denuncia y se quedo sorprendida cuando le dijo a la persona encargada: “este hombre me manoseo”, y la persona que la estaba entrevistando le dijo: “pero ¿está segura que la manoseo?”, ¡cómo no saber si alguien te manosea!! Esta persona le hace dudar. Nunca me he encontrado con un caso de que a alguien que le roban le pregunten que si esta segura de que le robaron. La sociedad juzga a las personas que no denuncian, pero no le creen o minimiza la mayoría de las veces cuando lo hacen… Por todo ello, el camino de la denuncia es un camino muy estresante y solitario,  y el costo emocional y psicológico es muy elevado y las personas no se sienten con las fuerzas ni el apoyo necesario para llevarlo a cabo.

-¿CÓMO INFLUYE EL HECHO DE QUE SEAN MUJERES JÓVENES QUE TIENEN MIEDO A LAS REPRESALIAS?

Es verdad que las jóvenes callan más, pero he de decir que depende de la persona. En mi experiencia profesional me he encontrado con personas jóvenes que han denunciado y otras que no. Y lo mismo ocurre con personas de mayor edad. Y no solo hablamos de represalias a la hora de atreverse a hablar tipo perder el trabajo, nos podemos referir también a la soledad, al que no sean creídas, al silencio, a la falta de apoyo, al ser juzgadas, miedo al que dirán, etc.

Por otra parte,  el uso de drogas o alcohol juega un papel importante en esto. Una de cada tres personas que fueron abusadas habían consumido alcohol o drogas. La violación puede ocurrir porque la persona consumió de más y no recuerda lo ocurrido y se siente culpable. O si el perpetrador la drogó para inhibir su habilidad para defenderse, resistir, o recordar lo sucedido. Cuando va pasando el efecto de la droga  la persona se siente confundida y responsable  y/o no recuerda exactamente que paso, pero tiene la sensación de haber sido  violada, entonces se pregunta ¿quién me va a creer? Y esto le limita . Es importante recordar que si el abuso ocurrió en estas circunstancias no es culpa de la victima.

-¿QUÉ HA CAMBIADO PARA QUE ESTOS ABUSOS, ANTES UN SECRETO A VOCES, AHORA SEAN TOMADOS EN SERIO?

Lamentablemente no son todavía tomados en serio. Estos días están saliendo personas conocidas denunciando. Pero también nos encontramos con personas que cuestionan a la victima, su vida después del abuso, etc. Se sigue juzgando a la victima. Hay personas que dicen que pasen pagina, que no fue para tanto, etc., y esto es terrible para la persona que ha pasado por una experiencia así. Esto no es consuelo cuando te ha pasado a ti. No es ningún punto de referencia para las personas que lo han vivido. El problema es que no funciona así. Ojala fuera así de fácil superar estas experiencias.

-¿ESTE ESCÁNDALO VA A SUPONER UN ANTES Y UN DESPUÉS EN ESTE TERRENO O SEGUIRÁ OCURRIENDO LO MISMO EN EL FUTURO?

 

Creo que puede ayudar pero desgraciadamente va a ser un tema difícil de erradicar. La educación es muy importante. Pero fíjate que el otro día salió una noticia en el periódico que afirmaba que  el 27.4% de los jóvenes considera “normal” la violencia de genero en una relación. Tienen que cambiar muchas cosas en la sociedad para erradicar este problema. Quizás ahora se piensen más el llevarlo a cabo porque tienen un poco más de miedo a que la persona denuncie, pero personas vulnerables siempre hay y son las victimas perfectas para el abusador.

Para que las cosas cambien hay que erradicar la creencia de que la violencia es normal  en todas sus formas y dejar de excusar estos actos. Hay que cuidar los chistes que se hacen sobre este tema, la manera en que se habla de la mujer y se vuelve objeto sexual. Muchas veces me pregunto por qué para vender un perfume, un licor, etc., debe aparecer una mujer desnuda o semidesnuda con pose sexual. Lo peor es que estamos acostumbrados a ello.

-¿POR QUÉ EN MUCHAS OCASIONES SE SIGUE CULPABILIZANDO A LAS MUJERES CON COMENTARIOS TIPO “PODRÍAN HABERSE ZAFADO”, “YA SABÍAN A LO QUE SE EXPONÍAN”, “ELLAS LES HABRÁN PROVOCADO” O “ESO LES PASA POR QUERER TRIUNFAR EN SU CARRERA A COSTA DE LO QUE SEA”?

Nuestra sociedad, nos guste oírlo o no, es machista. Esta mentalidad hace que se culpe a las victimas. Si sigue existiendo esta forma de pensar es peligroso porque estamos marginando a la victima y esto hará que siga siendo maltratada, ignorada y que el/ella no denuncie y el abusador no asuma su responsabilidad.

Hay que concienciar a la sociedad de que una victima nunca es culpable de ser violada. No solo hay que prevenir a las mujeres para que no sean violadas, hay que cambiar es que algunas personas no cometan violaciones.

Se dice también que culpamos a la victima para distanciarnos un poco de la situación y no sentirnos vulnerables.  Por ejemplo, si  él o ella son los culpables por “vestir así” , “por razones x”,  estoy poniendo la responsabilidad en la víctima, de esta manera yo no me siento en peligro, porque no soy como él/ella.  Es importante darnos cuenta que esta manera de pensar no nos ayuda. Es una evitación de una realidad que grita!  En una ocasión escuche a alguien decir que las victimas amenazan nuestra imagen de que el mundo es un lugar seguro, porque si cosas malas ocurren a personas buenas y nos consideramos buenos, entonces estamos en peligro!

Todos hacemos parte de la solución del problema, no es solo problema de la victima y el violador.

 

Martha Escamilla Rocha

Psicóloga, especializada en trauma

www.traumatreatments.com

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*