¿Cómo querer a un hijo que ha muerto? . Se supone que una madre debe cuidar a un hijo.

La muerte de un hijo, no importa la causa, es una de las situaciones más estresantes, agobiantes y dolorosas que un ser humano puede experimentar. Los padres no solo pierden al ser que aman, los sueños y planes que tenían a futuro, sino que además pueden sentir que fallaron al no poder proteger a su hijo(a), evitarle el dolor y, en últimas, su muerte.
Cuando un hijo ha muerto, Algunos padres pueden sentir  que “Dios les ha castigado”, otros dicen que “anhelan morir para volver reunirse  con su hijo”. A veces, como me dijo una paciente,  la persona se puede sentir como «si la hubieran tirado  de un avión en mitad de la selva en medio una noche oscura y no sabe como salir de ahí».
El dolor les invade, les aplasta. Imágenes, sensaciones, emociones, palabras e, incluso, olores de las situaciones dolorosas y dantescas que se han vivido, quedan grabadas y la persona no sabe como salir de ahí. Sin pretenderlo, el dolor, se convierte en el vínculo con el hijo(a) que ha muerto.
¿Cómo se hace el duelo de un hijo(a)?,
¿Cómo se sana la falta de esa relación?
¿Cómo se avanza cuando se está roto por dentro?.
Aunque estés en la mitad de la selva perdida, a veces, vendrán destellos de luz que te permitirán ver una «liana» a la cual te puedes agarrar, hasta que llega otra liana y luego otra y así  vas saliendo de la selva.   Si bien es cierto que la perdida de un hijo que ha muerto nunca se olvida, ni tienes por que hacerlo, generalmente, después de un tiempo que el hijo ha muerto, los sentimientos dolorosos comienzan a disminuir y te vas incorporándote al mundo, vas resarciendo tu vida.
El duelo, es algo que nadie puede hacer por ti. Es un proceso individual, solitario y diferente para cada persona. Algunas personas luchan más que otras para seguir adelante  y pueden incluso llegar a enfermar física, emocional y mentalmente, sobre todo si el hijo ha muerto de forma repentina, violenta o inesperadamente. Es esencial el estar conectados con tus emociones, con tu cuerpo  y no aislarte.  Si negamos lo que sentimos, más tarde el cuerpo lo manifiestará.
También he observado que algunas personas que tienen más dificultad en hacer el duelo, puede ser que tengan traumas anteriores  u otros duelos pasados no resueltos.
Cuando se ha vivido un estrés prologando por mucho tiempo. o la muerte ha sido repentina y en circunstancias trágicas, se puede llegar de tener Estrés Post-Traumático. Estos son   algunos de los síntomas:
Tener Pensamientos intrusivos/pesadillas del momento de su muerte o enfermedad que te hacen recordar su muerte.
Evitar hablar de cualquier cosa que te recuerde del trauma o del de el/ella.  
Perder interés por las cosas que antes te gustaba hacer.                                                               
Sientes vergüenza, culpa o miedo a veces sin razón.                                                                               
No puedes dormir o duermes mucho.           
Te sientes en un burbuja y te cuesta conectar con otros. Está como desconectado.                  
Te encuentras nervioso todo el tiempo, como si esperaras que sucediera algo malo.        
Tienes cambios de humor fácilmente. Puedes enojarse o sobresaltarse fácilmente                  
Te cuesta concentrarte o recordar cosas.
Mari Hamamoto Photography

Mari Hamamoto Photography

Si ves que, con el paso de los meses, después de la muerte del hijo, te vas encontrando peor, y los síntomas se cronifican, busca ayuda profesional. No hacerlo tiene consecuencias devastadoras para ti y los tuyos. Un especialista en Trauma y Duelo te puede ayudar a quitar estas imágenes y aliviar el dolor.
Hay quienes vienen a consulta y se sorprenden al ver que temen dejar ir el dolor porque piensan que lo olvidaran y/o tienen culpa de volver a ser felices. Te puedo garantizar que tu cuerpo es sabio y no deja ir nada que necesites. Esto no significa que lo vayas a olvidar a tu hijo que ha muerto. Por el contrario, cuando el dolor y el miedo van sanando, los buenos recuerdos empiezan a venir y te podrás  sentir más cerca de el/ella.
Deseo que encuentres todos los recuersos que necesitas para hacer tu proceso.